sábado, 30 de mayo de 2015

Detenido

Dejo al frío
que mis manos se quiebren
El roce del hielo me espera 

Mi sangre se detiene 
por esa arteria 
en esa avenida donde quedé en esperarte
Y no fui
me congelé
como tantas otras veces
otros te besaron la boca
y yo creí ser cada uno de ellos
hasta tu muerte
pensé
en despedirte con un beso

Pero ellos besaban tu boca no a ti
Pero yo tuve frío y me congelé

Hoy que escribo 
espero al sol
para que me derrita
y te llueva 



Halo

Ese amor
me dejó
este amor
que sé muy bien
empañarlo en la ventana 

Tocar el transparente con la nariz 
Sentir la frente fría 

Ir y venir del mismo momento
y alejarlo
sin perderlo de vista

Con los ojos ciegos de ese entonces
me vuelan pájaros en la cabeza
pero antes
fueron mariposas 
Aladas que no vivieron en la panza
porque se quemaban antes de llegar al corazón como un sol
Y el ardor 
puedo decir era amor 
pero yo me quemaba
con ella
por ella 
Siguiendo la luz que perseguía
me quedé ciego
antes de abrir lo ojos
para mirarla 
y no vi sino sus pupilas 
menos sus pupilas
afuera
antes de cerrar la ventana 
y sosegarme 





jueves, 28 de mayo de 2015

He visto esa parte de ti

Con tu permiso
Sin tu permiso
No es necesario

He visto una parte de ti
en ese lugar
a esa hora
Irrepetible

No alcanzaste a vestirte
yo tampoco

Qué desnudez aquella
cuando el peso de tus ojos
te llevó el rostro hacia abajo
y miraste el suelo
buscando un lugar para esconder tu sonrisa

He visto esa parte de ti
que llovizna
y me la he llevado a casa

El peso de tus ojos
me lleva el rostro hacia abajo
donde también busco un lugar para posar mi sonrisa
y encuentro la tuya
y anochece
y las nubes me tapan las estrellas
y llovizna
y llovizna
y ambos empapados del rocío de la noche
nos miramos a los ojos
a distancia
sin sospechar que de verdad lo hacemos
y dibujamos en el viento
algo más cercano a un beso
que a una sonrisa







miércoles, 27 de mayo de 2015

Los pies en el sol

Sol de miel
un cometa te crece en la barriga
Tu única gota derretida
se me pegó en el pié
y mis pasos son dulces
pero lentos

Debiera buscar el mar
y caminar
Dejar que los peces
coman de mis talones
y así las sirenas al fin
pudieran ver mariposas bajo el agua

Debiera

pero a tu casa voy
y cuando me digas que ponga los pies en la tierra
yo la haré
con un pedazo de sol bajo las suelas
y arriba otro
que a destajo lanza luz
como si este romance
viniera de otros
y de otros la proyección

Si lo más real que he sentido es el amor y no se toca
Si lo más real que he sentido es el dolor y no se toca
Qué eres tú en mi piel
¿mi piel...?







lunes, 25 de mayo de 2015

Donde antes la besé

Llueve 
donde antes no hubo agua
donde también amaneció
donde poco acostumbrados a la lluvia
creíamos que ella hablaba
y nosotros sin decirnos nada sentíamos lo mismo

Donde no hubo más palabras 
y el pensamiento acostumbrado al sonido
se diluyó en el silencio que fue música 

Donde la vi asomarse en un recuerdo
contenida en una gota
tan frágil
tan ligera y pasajera 

Donde antes la besé 
ahora sólo cae agua
y llueve
y llueve
y creo que ella habla
como la lluvia
y yo la escucho
aunque ella ya no está y sólo llueve en mi rostro

miércoles, 20 de mayo de 2015

Así es

Tantas flores se deshojan 
al roce de nuestro caminar 
que parece imperceptible la vida tal como es
pero así es 
Un pájaro ciego cruzando la bruma
Los ojos abiertos mirando hacia adentro
La canción que olvidamos pero que suena
pero que suena
pero que suena 
y un amor que parece regresar 

Inevitablemente

Deja su mano al viento
para palpar lo que se ha ido
el nudo espeso y liso de su cabello como un nido 
donde posó el nacimiento 
una lágrima diferente a las otras 

A penas le da la mano a su corazón
en una ronda de ojos cerrados
pero apuntando al cielo
el mismo que ahora mira desde una ventana 
desde su cama también
tan nítida como el ahora que mañana será un recuerdo

Debajo de ella
a donde vaya
a pesar de su prisa tan lenta 
le sigue el amor
no ese amor
y ella parece no notarlo
pero parece
y lo sabe
mañana volverá a enamorarse 
inevitablemente 





domingo, 17 de mayo de 2015

Vivo cerca de la música

Recuérdame
cuando vuelvas a casa
y no haya nada afuera 
que te recuerde a mí

Toma el taxi
Llama a un amante 
y cuando descalza lo veas dormido
y te acerques a la ventana
acuérdate de mí

Mira las hojas que sacude el viento
La niña que pierde el globo
Las manos del jardinero
La silla vacía del café que acostumbras a ir 

Soy un recuerdo es cierto
una sombra transparente que agacha la cabeza 
cuando pasas por la avenida 
y las hojas secas te rozan los zapatos 
que yo no puedo tocar

Vivo cerca de la música 
por eso pareces oírme cuando ella calla y yo canto
en el silencio de la ciudad dormida 

Recuérdame cuando llegues a casa 
y la luz de la noche entre por la puerta 
y tú detenida me invites a entrar

Desnúdate 
Deja que las sábanas te acaricien por mí
En todo soy cuando me revives en las cosas
y en tu boca soy viento 
el cálido viento que nos hace volar 

Duerme 
mi amor duerme 
allá en los sueños podemos bailar 




sábado, 16 de mayo de 2015

Ahora entiendo, debí oírla

Hace tanto que no la veo que la veo 
por algo viene a mí o yo a ella
Qué más da 

La veo
y sus ojos no me miran porque le beso la frente
acostumbrada a responderme en silencio 

Sé que sonríe apoyada en mi hombro
donde también apoyó sus lágrimas 
y algunas palabras susurradas
que ahora entiendo
debí oírlas 

Después de eso ya no la veo 
y hace tanto que no la veo 






¿Su destino es el sol también?

Me dijiste que el amor
lo que entendemos por amor
apenas es un rasguño
del polvo que desprenden las polillas al chocar con la luz

No llores por mí
o por ti
susurraste
y te fuiste con las aves que emigraban al sur

Tú destino es el sol
gritaste
antes de perderte en el horizonte

Y tú adónde vas
le dije
a sabiendas que ya no me oía 







Sus sonidos me tapan los ojos

A juzgar por su voz
en sus cuerdas vocales trazadas con pétalos
hay una tarde que no atardece
y un silencio que no calla

Si dices hola las olas me hablan
Una copa de vino se derrama en la luna
y como un pañuelo de seda roja
tus sonidos me tapan los ojos
para que te vea siempre
como una primera vez 
en tus palabras 

miércoles, 13 de mayo de 2015

Tierrales en el alma

Las estrellas molidas por gigantes
no dejaron de latir en el brillo perpetuo de la noche
como dos amantes apenas sumergidos en el frío
dejaron senderos como ríos secos
que en otro tiempo fueron venas
y ahora curtidas renacen 
cuando el sol se lava la cara

Veo al vagabundo errante
y a una princesa lejana dando forma en puntillas a los cerros

El viento me levanta la falda aunque llevo pantalones 
Sólo una flor es bienvenida en la arena
que milenaria no distingue sexo pero sí espesura

Es esto el verdadero hogar
donde los huesos beben su último movimiento 

Cuando muera recuérdame con un silbido del viento
oh desierto
mi amor
mi crepitar futuro
mi recuerdo pasado
mi piano de barro humedecido de lágrimas
mi primera manta
mi última parada

martes, 12 de mayo de 2015

Encallo en el corazón

Bruma blanquecina del otro lado de mi voz 
Corrientes del sueño
o sueño contra la corriente
Viajo en un racimo fotosensor del amor
Lechoso el río
me tiñe los ojos 
Encallo en el corazón

Dónde habité antes de humano
despierto a oscuras en mi habitación

Mi hija despierta medio llorando
sus ojos me dicen no somos más que amor



Inefable

Resulta inútil imitar con palabras 
lo que se dice con un beso
Amar es una forma completa 
inundada de amor propio
inefable
por cierto
como el aleteo del pensamiento
a punto de alcanzar una palabra
que se ha ido con el viento 

Fiel a las nubes
el poeta resuelve el acertijo en silencio

¿Son las ventanas pistas que debe evocar?
¿La sombra estirada por el ocaso?
¿La niña del puente que juega con su reflejo?

Resulta inútil imitar con palabras 
lo que se dice con un beso
pero con un verso
tal vez podamos recordar 





domingo, 10 de mayo de 2015

Cuando te mire desde ahí

Mas el amor de niño se hace fuerte 
si se recuerda cuando hombre
Ver lo que parecía un beso
hoy es una historia
muda para el mundo
música para mí 

Cuando los años borren
lentamente 
la fotografía que perdí
cerraré los ojos
y seguirás en la plaza
El viento moverá los árboles
Mario regará la tierra
Edilia cruzará la calle
y tú saldrás de tu casa a comprar el pan
Yo te miraré sentado en la banca
Tú me mirarás de vuelta
y pensarás que mis ojos son más viejos
Te sonreiré
Conocerás por primera vez la nostalgia
cuando desde ahí te mire desde aquí
y parecerá que río aunque lloro