martes, 12 de diciembre de 2017


Quisiera dormir en el vuelo de un pájaro 
Sentir que los días son una baraja de naipes 
sólo por el placer de combinar las cartas 
Cerrar los ojos y los ojos de adentro
para mirar cuando y donde quiera los ocasos
Echarme de espaldas sobre el mundo
Correr en la niebla hasta alcanzar el sol
Usar ropa vieja y cómoda
Sentarme en la plaza del viejo Chiu Chiu
mirando como los niños entran a la escuela
Pescar truchas a medianoche 
iluminado por la estrella
que cae fugaz por las quebradas