miércoles, 24 de agosto de 2016

Blanco árbol / Negra tierra




La luz apresurada del ocaso sostiene una vertiente y tu cintura 
Deja desnudarte el corazón
Luego la ropa
Quiero hablarte cerca
muy cerca
más cerca...

Aquí donde el sonido nos construye y tu piel mi otra sangre
me late en cada hoja

Dejaré de sentir el propio pulso y creeré que en el tuyo
también puedo levantarme 

Acercaré el sol a tu boca 
y en cada mordida las olas, la espuma del mar
su efervescencia 
harán rito de tu lengua en mi cuello

Oh mujer,
deshace la sombra que vive en nuestro sexo 
Ábrete a la luz
Rompe las estrellas en el suelo
Agita tu cuerpo
Sostente en mi espalda como si nada quedara
yo me ataré a la tuya como si todo lo tengo 

Me quedaré en tu cuerpo
y el rayo apresurado del ocaso vendrá
a decirnos con sus ecos que se tizna la noche
no el amor 


Verdad de pluma



Mi nombre choca con el tuyo
y ya sabes, sólo palabras...
pero ellas provienen de tu cuerpo y el mío
y ya sabes, sólo materia...

Entonces si el devenir es piedra y aire
hueso y espíritu
¿por qué cuando te nombro
parece que antecede 
una ligera certeza?

Sólo tengo un dominio 
para hacer más fuerte esa verdad de pluma
esa certeza de aire

Cuando pregunto quién soy
me responden los pájaros 
las hojas
el mar

Es esa mi verdad 
el dominio donde puedo tocarte
y acaso llamarte si tú quisieras venir...
a preguntarnos no sé;
¿cómo sobreviven los que se pronuncian 
y se van?

martes, 23 de agosto de 2016

Jazzlucina

 

Un poco de frío, es eso, tal como se dijo que sería. Y no fuiste tú si te preguntas, si es verdad que se alucina por instantes, osea no, no fuiste tú pero sí. 

De qué distancia me hablas
De qué distancia hablo yo, no sé. 

Un fuego fatuo en la pieza busca una forma para andar y sé que la luz no desaparece se adentra en sí misma como los sueños, como el amor. 
Y acá debo detenerme. 
Como el amor digo yo
y no me refiero a ti ni a los huesos que mueven tu carne
sino al crujir celeste de la sombra
bajo la espesa certidumbre del bosque; árbol ajeno por cierto, hojas ajenas también.

Y qué hago con este perfume que esculpe como la niebla cualquier destino? 
Debiese apartarlo no crees? pero no es asunto tuyo ni mío
Yo respondo a las letras y a su sed infinita hasta que el rastro se difunde en el temblor de la noche. Golpeo y golpeo la puerta hasta que el verbo regresa mal herido y borracho a recoger sus partes, a repetirme un poema, a decirme "estoy cansado, escríbeme, dilúyeme". Yo lo tomo entre mis manos, como a un niño en la guerra, lo poso sobre el papel y en su cara moribunda de sangres y flores germina una luz que me ciega. Lo que recuerdo lo escribo, lo que me dice de ti, de mí qué sé yo. Si es verdad que se alucina por instantes y las magas y las musas arrancan por las calles asediadas por poetas de frac y qué va, qué va... eso ya se ha visto antes.

Pero acá, en este paradero vacío puede ser que te detengas a esperar a un tren que no vendrá por nosotros. Si corres, volverán por ti, si vuelas volverás a ti, si escribes toma mi mano...
Si es verdad que se alucina por instantes.

jueves, 11 de agosto de 2016

Agua para qué








Voy por la calle
arrastrando medio siglo 
de palabras y susurros 
que he encontrado por pasajes 

Un gato araña la luna y el rocío de la hormiga 
sigue intacto en su cabeza

Ya entenderé que los faroles 
no sólo son de los amantes 

Debo evitar a toda costa imaginarla en un espejo

Alguien golpea el rostro de un hombre 

La sangre es la pintura del alma

No hay nada que yo pueda hacer frente un incendio

Agua para qué en sus labios de llamas

Otra vez lo mismo...
no ves que al invocarla 
salen tigres a las calles a lamer su corazón de otoño 

Es paso seguro si sigues la brisa

Ten calma

A medianoche buscarás un trocito de su bosque
y en la fogata de sus huesos 
en el cántaro del pecho
se tiznarán aromas semejantes a su piel

Qué verdad más tonta es el recuerdo que no se tiene

Pienso es hora de regresar a casa

Tal vez si pudiera quedarme un momento
Tal vez si pudiera mirarla

martes, 9 de agosto de 2016

Deshoje blanco


Cuando no habla
el bosque lo hace por ella

La vi en un sueño ¿sabes?
¿sabes tú también?

Hojarascas en espirales 
cruzaban el camino

No hagas temblar mi vaso de agua 
he tenido frío 
decía

Húmeda voz de tierra
mi casa es un árbol también

Abrí mis ojos en sus ojos soñadores 
y un latido singular hizo volar a los cientos de pájaros en su cabeza

¿Cómo se dice
decir que se ha mirado por los ojos de cada pájaro?

Ecos de su risa
La vez que agachó la mirada 
y un mundo invisible tomó su mano

¿Ves esa banca de allá donde podemos sentarnos?  

Mira este deshoje blanco
parece nieve

Y bien...
tú allá con lo tuyo
y yo aquí con lo mío 
y esto un sueño verdad
       ¿verdad?

lunes, 1 de agosto de 2016

Certeza de truenos






Cerré los ojos luego que la lluvia
se estremeciera por el sonido de la campana

El viento curvó mi piel con la misma claridad que un velero
abre su boca a la brisa

La voz oscura del agua 
Un ciervo con truenos en la cabeza
El corazón con tentáculos amándolo todo 
soltándolo todo 

De boca al barro no recordé mi nombre
sólo sostuve la frágil memoria de un árbol
en el sueño de un niño 
mirando tras la ventana 

Todo lo que sé es que soy
y así como una huella en la arena 
olvido en cada paso cuál es mi verdadera casa

Hay una puerta al final del pasillo 
¿cómo se ve la luz en el espejo?