miércoles, 30 de septiembre de 2015

Polvo y Rocío

La madera atravesada por la miel azul
busca el celeste lunar 
en la sombra del árbol bajo la noche

Cerca,
la revoltosa figura de plata
ondulándose en el agua 
revela la inocencia del barro
en el alma siempre niña
para ángeles y musgos 
sin distinción

Es un abrazo de tierra
lo que traduce el grillo
fecunda gracia escamosa 
adivinando el latir del planeta
sobre una roca

Es el secreto del viento
susurrando la clave
en letras como caricias
en caricias como poemas

Es el bosque y el desierto
congelados en el ámbar 
en la punta de una hoja
donde una fiesta
de polvo y rocío
celebra la vida
a ciegas

lunes, 28 de septiembre de 2015

Para escribir

Para escribir me quedo mudo

Ni teclas
Ni cenizas
Ni ropa

Para escribir el alba primero
No importa si abundas en la sombra
donde es más bello el crujir celeste de la luz

Para escribir como reír
o caminar y transcribir
Para escribir las ganas y no escribir
hasta el silencio donde converjo
otra vez
en palabras

Para escribir he visto al mundo destrozado y enaltecido
en una sola imagen

Para escribir he puesto mi cincel en el calor del corazón
para cuando cante el poeta

Para escribir busco las manos del viento
y su beso en la frente

Para escribir llevo en los bolsillos
todos estos años
mis ojos de niño humilde

Para escribir ya no uso lápiz
se escribe desde adentro y desde ahí
intento alcanzar algunas palabras
como cazando mariposas
cuervos y luciérnagas
sin red
apenas con un suspiro de los ojos 
que atrapan 


sábado, 26 de septiembre de 2015

Que mi verbo también es polvo

Edad de cristal
Ausencia del relámpago
Crepitosa melodía cubierta de tierra
humedeces el torso del crepúsculo que asoma

Flotas sobre el mar
Te pierdes en el trenzado de fulgores
Vuelves tras el párpado en forma de certeza
y giras con la brisa posando tu verdad

Que mi cuerpo también es aire 
Que mi brisa también es verbo
Que mi verbo también es polvo

Polvo 
que se lleva
el viento

lunes, 21 de septiembre de 2015

Que hace frío que vengas

Me he sentado junto a ti esta tarde para decirte sin decirte
que hace frío, que vengas
He puesto la mejilla en tu hombro mirando tu piel otra vez
como tantas otras veces
he olvidado esos lunares tan pequeños que tienes

Has encontrado refugio en mi pecho
porque hace frío y me quieres
Yo también te quiero
es eso lo que nos hace infinitos
cual el polvo que siempre cubre los años
se suspende en el cielo 
no se pierde
se une a él

Me he sentado junto a ti esta tarde que anochece
y nunca te he visto mirar una estrella
Tal vez sea hora que el inmenso cántaro que nos contiene
al fin revele su hendidura y tú
como una brújula de bonitas pestañas
elijas la estrella correcta 
y te calce la cara de luz a la sombra de la noche
mirando como la luna su reflejo en el agua 

Me he sentado junto a ti  
porque desde adentro parecías sola
y no he querido molestarte 
pero hace frío y me quieres 
mientras pienso 
que también yo tiemblo y te amo 



jueves, 17 de septiembre de 2015

Sin amarse nada se ama

Desnudo en la tierra
abandonado de los astros
te perdí de vista para volver a encontrarte 
pero dejamos de buscarnos 
y no lloramos nuestros huesos
en las noches derramadas como licor de leche en el cielo

Sangre de un ángel en la mesa
Madera acariciada por la lengua de un gato
y en mi corazón de caoba despuntada una espina;
alfombra de vida
mi ser
viento que mueve el polvo
beso de lágrima y rocío
lanceta de mar en la punta
y del otro lado ella
Porque después de la espina
vive la rosa  
porque no te perdí
porque miré con tus ojos; 
mis ojos,
que miraron tu amor
que fue mi amor
frente al espejo del mundo 

martes, 15 de septiembre de 2015

La luz

Despertar del pensamiento
desliz de la razón
me lo susurra la roca bañada en el mar

El mar
la costa
la bella melodía del azar
gaviotas como olas
revelan la existencia después del sonido

Me duermo en la arena y atardece
me recojo y el sol atraviesa mi sol y despierto

Qué es la luz no es sino aquel lugar de niñez cósmica
donde siempre volveremos

El beso de una sirena

Me ha tomado por sorpresa tu boca dulce
que es tan dulce cuando se besa

A lo dulce podría decirle cálido
pero tú besas frío como la boca del oso,
congelada
De qué otra forma se detiene la muerte
Su germinar abrupto
La daga en el cielo
La niña bajo un témpano que mira al sol 

Mientes cuando dices que es sólo un beso y te tocas el labio
y miras tus dedos por si hay sangre 
pero hay aire como tu risa
cual calor de mi corazón
que sin remedio cae por tu boca 
dulce boca que te limpias 
secándote de los restos de mí amor

Desciendes con él en tus manos
y yo 
sin memoria
amo al mar sin sentido
como se ama el amor 

sábado, 5 de septiembre de 2015

El primer brote

¿Qué nos tiene sedientos?
una puerta abierta hacia el sol
donde bailan las sombras tocando la luz
en el camino que hace angosto la coraza de tu falda;
barro seco entre mis manos
a tu cuerpo tallado
la fricción de la piel
Es eso lo que nos tiene sedientos
Un mordisco en el mousse
en la médula de los huesos
porque buscarnos adentro
es coger el infinito del otro 
hasta olvidar que se tiene cuerpo
Es sentir que si llegas más allá
también llegaré yo
templado de tus alas como magma
ausente de mis miedos como brisa


Qué nos tiene sedientos sino el amor
de más y más amor
porque esa sed
no angustia al paladar de cenizas
esa sed
es tierra de campo esperando la lluvia
un primer brote de rosas  
un hijo




jueves, 3 de septiembre de 2015

El propio sol

En esta mañana de sol y piedra
viajo lejos de mi rostro
me muevo como un pañuelo de seda bajo la luna
sin dirección
llevo oculto en mi bolsillo la alquimia del tacto y lo invisible

Toco la luz clara
del manantial innato de la esencia
Sólo me es permitido mi voluntad
mi decisión que es garra y lluvia

En esta mañana de sol y piedra
soy tan humano como la muerte
y tan cierto como la vida

Tengo un sol
mi propio aliento
mi cuerpo pasajero
a quien le debo flores y besos
- nunca es tarde para amarse - 

Vivo
estoy vivo
y aún no comprendo del todo
por qué no puedo decir te amo
sin conocerte

En esta mañana de sol y piedra
el viento se ha llevado todo
y aun sin piel y huesos 
soy en el viento sin forma
y mi libertad es tan simple
como un respiro 



miércoles, 2 de septiembre de 2015

Gracias por la noche

Ella lo silencia todo
Tiene hambre de viajes lunares
Suele perder la mirada en rumbos que el sol desconoce
Tiene sed de amor a pesar de sus litros de existencia
Sus manos orbitan la estrella lejana   
Detiene el tiempo sin despertar al infinito 

Los susurros florecen en cada surco que deja su voz
No es un ángel pero una luz rodea su silueta
Yo no sé despertar de ella
Alguien me sueña soñando
y estoy lejos 
tan lejos del alba

En un bote remo hasta perderme en sus ojos negros