jueves, 6 de agosto de 2015

La película infinita

Sigue esta película infinita
en mis ojos de niño que aprenden a leer
porque afuera nada es igual
si vuelvo los ojos al instante que ya es presente y recuerdo, 
ruta de dos caminos 

El cotidiano está hecho para no sentir y florecer
porque la tierra mojada no espera aprobación
para derramar su alfombra húmeda  
en la pureza del ángel  
que es una semilla

una semilla
es un ángel que se niega a creer
que todo el bosque 
es una hoja sin destino
y su razón alcanza el recuerdo
hasta enarbolarlo 
cual huella invisible
- vestigio de locura, claridad-
que es como suenan las palabras en el bosque
cuando nadie las oye
y es inevitable sentirse vivo
y perdido 
en un abrazo de ramas 
en todas las venas 
cual el reflejo de la flor abriéndose tibia
en la primera luz de la mañana
de un cotidiano día
que es una película infinita

2 comentarios:

**kadannek** dijo...

Me seguiste por Twitter y gracias a eso llegué hasta tu blog. Eso me gusta, encontrar nuevos blogueros.
Un texto interesante, tiene un tono templado y reflexivo que cautiva. Hay varias frases que me atrapan. Un lindo trabajo.

Franco Valenzuela dijo...

Gracias,
te leo.

Un abrazo