martes, 21 de octubre de 2014

Cosas que pasan...

Entonces me dijiste
"yo quiero cosas concretas no palabras"
y era cierto
los poemas en el aire se van tan rápido con el viento
y qué hablar del papel
cuántos versos terminan olvidados en la cajita del recuerdo

Caminando un día encontramos cemento fresco  
y escribí "ojalá te crezca un estrella 
así nunca te perdería del camino"
Me volviste a decir
"sólo más palabras" 

Cuando dejamos de vernos
después de algunos otoños
volví al lugar donde escribí mi deseo 
aún el cemento conservaba las palabras
y no era todo era tan distinto

Al emprender retirada del viejo parque
miré al cielo buscando algún indicio de ti
Sonreí con la inocente intención de encontrarte

De pronto una pequeña vocecita me dijo 
- ¿Señor qué está mirando?
Respondí
- las estrellas pequeña las estrellas 
Replicó
- Así me llamo yo
Algunos pasos más allá estaba su madre, era ella...

le dije
- Así que una niñita era la cosa concreta
Contestó
- No, ella es la estrella que me creció











2 comentarios:

Nicky Sciavo dijo...

Ufffffffffffffffffffffffff!!!!!!!!!
No me esperaba ese final!

No sé si real o ficción, pero qué sentido se percibe! Deliciosa la imagen de la estrella y la pequeña :)

Me ha gustado muchísimo leerte, en serio.
Un gusto total :)

Franco Valenzuela dijo...

Es ficción Nicky, fue un ejercicio creativo.
Justamente en la imagen de la estrella y la pequeña reposé mi cara, le puse oído. Tú me entiendes.

Saludos!